Nueve manifestantes y una fotoperiodista fueron retenidos hoy durante dos horas y agredidos por peones rurales que responden al magnate británico Joe Lewis, en un incidente producido durante la Séptima Marcha por la Soberanía al Lago Escondido.

La agresión denunciada por participantes y organizadores de la protesta ocurrió cuando los manifestantes intentaron ingresar al Camino del Tacuifí, uno de los accesos al espejo de agua, prohibido para el tránsito público.

Ocho personas con heridas de distinta gravedad fueron derivadas a un centro de salud de la localidad de El Foyel, informaron a Télam voceros de la organización.

Entre los heridos derivados se encuentran el diputado y jefe de bloque del Frente de Todos del Parlasur, Gastón Harispe, y la dirigente del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) Celeste Fierro, informaron voceros de la marcha.

La cineasta y política Liliana Manzure compartió este audio que da cuenta de la agresión y los ataques sufridos por los integrantes de la Marcha por la Soberanía al Lago Escondido.

El resto de los manifestantes retenidos por los hombres de Lewis fueron la fotoperiodista de Télam Alejandra Bartoliche y los manifestantes Leandro Rachid, Alfredo Chávez, Julieta Luna, Marcos Cianni, Joel Sverdlik, Alejandra Portantadino y Gabriel Berrozpe, informaron las fuentes.

En protesta por estos hechos, los manifestantes realizaron un corte parcial de la ruta nacional 40, en el kilómetro 1960, a la altura del paraje Tacuifí, donde nace uno de los caminos que lleva al lago.

Pasado el mediodía, un grupo de manifestantes, junto a la fotoperiodista Bartoliche, logró ingresar por uno de los laterales de este camino, lo que motivó la reacción de los peones rurales que responden a Lewis y Nicolás Van Ditmar, su mano derecha, relataron los voceros.

Luego de haber sido retenidos por más de dos horas, los peones decidieron soltar a los manifestantes.

«Caminamos dos kilómetros para llegar a la tranquera. Fuimos en absoluta paz. Periodistas, dirigentes políticos, cada uno nos presentamos como lo que éramos. Un tal señor Puchi nos dijo que nos vayamos. Empezaron a arriarnos con los caballos y a pegarnos rebencazos. Una joven tiene la cabeza rota por un palazo. Otra tiene un chichón y otro tiene rota la nariz», relató Bartoliche.

En esa línea, la reportera gráfica remarcó que fue maltratada por los peones, quienes le quisieron «sacar la cámara de fotos». Y denunció: «Los mismos tipos que nos pegaron vinieron con la policía».

A su vez, una asesora jurídica de los organizadores de la marcha afirmó que fue radicada una denuncia luego de ocurridos los hechos.

«Está presentada la denuncia en el Juzgado de El Bolsón contra las personas que participaron de la golpiza», dijo a Télam la abogada Cristina Lembeye, asesora de la Fundación Interactiva Para Promover la Cultura del Agua (Fipca)

Asimismo, Télam pudo confirmar que entre los manifestantes que estuvieron retenidos figuran dirigentes de La Cámpora y otros movimientos.

«Hay gente con bandera argentina defendiendo a un inglés que está usurpando tierras y que no dejan llegar a un lago, que es de los rionegrinos y de los argentinos y de todo el mundo que quiere ingresar a ese lago», dijo a Télam el diputado por el Frente de Todos (FdT) Daniel Gollán, quien está en la marcha.

Y cuestionó: «¿Qué pasa en Lago escondido? ¿Qué se esconde?. A que vienen fiscales, jueces, gente de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y empresarios de medios? El pueblo quiere saber qué pasa».

El juez Santiago Morán se presentó en las inmediaciones del Camino del Tacuifí «para constatar los hecho de violencia ocurridos en el día de hoy», informaron a Télam voceros gremiales y policiales.

Además, dispuso trasladarse al hospital de El Bolsón para «constatar la situación en la que se encuentran los heridos tras la feroz golpiza», añadieron las fuentes.

Previamente, en un clima de tensión y con más de un centenar de efectivos policiales provinciales custodiando el predio, los manifestantes intentaron avanzar por el Camino del Tacuifí, pero su paso fue impedido por una gruesa reja que el magnate mantiene en el sendero.

Los barrotes del portón habían sido untados con grasa de camión y se había colocado alambres de púas para impedir el acceso de los manifestantes.

Los intentos por derribar el enrejado golpeando en varias oportunidades con piedras y hasta utilizando una amoladora no tuvieron éxito y se produjeron incidentes y forcejeos entre los manifestantes y los más de 25 peones rurales montados a caballo y de a pie, que portaban rebenques y gomeras.

Uno de los integrantes de la marcha -Nicolás Villagra- resultó herido en la cara a causa de un piedrazo de parte de los hombres de Lewis, mientras que otro, Alejandro Magni, fue atacado con gas pimienta.

«Los dos están bien. Fueron atendidos por personal sanitario», indicó Martín «Grifo» Adorno, responsable de comunicación de la movilización. Y agregó: «Lamentablemente esperábamos recibir algunas agresiones. No obstante, es fundamental llevar tranquilidad a las familias».

Entre el personal que atendió al herido por el piedrazo, que fue llevado a una posta sanitaria en la localidad de Río Villegas, estuvo el médico y diputado Gollan.

En ese marco, se presentó una persona que dijo ser abogado y representante legal de Lewis y de los vecinos insistiendo en que querían paz pero que esperaban una resolución definitiva de la justicia para que el tránsito sea público.

Luego, representantes legales de Fipca fueron notificados de que el pedido presentado ayer para «habilitar el camino en un marco temporal corto, determinado y fijo de 24 o 48 horas» fue denegado hoy Morán, titular del Juzgado N°3.

«Nos notificaron del rechazo del amparo por parte del juez Morán con una sentencia que posiblemente tenga algún error», dijo a Télam una de las abogadas de Fipca.

El error del juzgado, según la organización, radica en que la solicitud no fue por el libre acceso a la costa del lago sino que «sólo se pidió» un ingreso por un breve período para «reabastecer con agua y alimentos» a los manifestantes que arribaron a otra de las cabeceras del lago.

«Pedimos que el grupo de apoyo que se encuentra en el portón pueda ingresar hasta la cabecera Este de Lago Escondido a encontrarse con el grupo de montaña que tiene 61 marchantes hace cinco días, y que no pueden retornar por el mismo camino», detalló la abogada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *